Historia UNICAR

A principios de los años 70s, el Doctor Francis Robicsek Cardiocirujano de los Estados Unidos de América, visitó Guatemala y se enteró de que el medio carecía de los factores necesarios para realizar cirugías del corazón; muchos pacientes tenían que viajar al extranjero para ser operados, lo cual representaba un alto costo económico, y dejaba sin opciones a las personas de escasos recursos económicos, quienes quedaban a la voluntad de la caridad pública.

Algunos cirujanos de hospitales nacionales hicieron esfuerzos por iniciar un programa en Guatemala pero desafortunadamente fracasaron. El Doctor Robicsek y la Fundación Heineman de Charlotte, Carolina del Norte, ofrecieron su colaboración al Gobierno del General Carlos Manuel Arana Osorio, para iniciar y organizar un programa funcional a nivel local. Mientras tanto, el Doctor Robicsek inició las gestiones para que un grupo de médicos y cirujanos Guatemaltecos, fueran a las instalaciones del Hospital de Charlotte Carolina del Norte a capacitarse y así adquirir conocimientos para realizar este tipo de cirugía en Guatemala. Dicha capacitación se inició con la confirmación de la beca para cirugía cardiovascular en 1,974 otorgada al Dr. José Raúl Cruz Molina; posteriormente Cardiólogos, Anestesiólogos, Técnicos en Perfusión Extracorpórea y Enfermeras Profesionales fueron seleccionadas para entrenarse en diferentes áreas con el propósito de integrar la Unidad de Cirugía Cardiovascular en Guatemala.

Como aún no se contaba con el equipo necesario en Guatemala, el Hospital de Carolina del Norte ubicado en Charlotte, ofreció su Laboratorio de Diagnóstico Cardíaco para que se hicieran los primeros estudios a pacientes guatemaltecos sin costo alguno.

Cuarenta y tres pacientes, entre hombres, mujeres y niños de diferentes edades y procedentes de distintos hospitales de la República, acompañados por un grupo de diecisiete personas entre ellas médicos, enfermeras y personal administrativo del Ministerio de Salud Pública partieron en un avión de la Fuerza Aérea Guatemalteca, en el mes de septiembre de 1975. Personal médico guatemalteco y norteamericano, trabajaron conjuntamente durante 48 horas consecutivas para lograr estudiar a todos los pacientes y poder regresar en el menor tiempo posible.

Los gastos de transporte, hospedaje, alimentación, hospitalización, equipo y material utilizado para los exámenes, incluyendo personal técnico, enfermería y administrativo, fueron cubiertos por la Fundación Heineman.

Gracias a esta colaboración, en noviembre de 1,975 se practicaron exitosamente las primeras cinco cirugías de corazón abierto, por el cuerpo Médico Guatemalteco asesorados por el Doctor Robicsek. Desde entonces, hemos contado con la asesoría profesional del Hospital de Charlotte y múltiples donativos de equipo médico electrónico y otros materiales.

Paralelo a estos logros, las autoridades de gobierno mostraron su interés en establecer un servicio de cirugía cardíaca a nivel nacional. Se formó una comisión que formuló un convenio entre el Ministerio de Salud Pública, Ministerio de la Defensa Nacional y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social –IGSS- en el que se comprometían a proporcionar el soporte económico para la formación y funcionamiento de una Unidad de Cirugía Cardiovascular, dicho convenio fue firmado en el año 1,975.

Posteriormente el Presidente de la República General Laugerud García, mediante Acuerdo Gubernativo No. SP-G-12-76 el 24 de febrero de 1,976 autorizó la creación y funcionamiento de la Unidad de Cirugía Cardiovascular, la cual tendría su sede en el Hospital Roosevelt.

En 1,980 el Gobierno de Guatemala, subscribe un préstamo con el Gobierno Francés, para la adquisición de todo el equipo para formar una Unidad de Cirugía Cardiovascular en la ciudad de Cobán, Alta Verapaz.

Se inicia la construcción del edificio y llega todo el equipo comprado para la Unidad de Cobán. Con todas las opciones y consideraciones técnicas, políticas y económicas, adversas de crear otra unidad de cirugía cardiovascular en el país, el Doctor Raúl Cruz realiza diligencias dirigidas a racionalizar y centralizar los recursos para este servicio de alta especialización.

En 1,982 el gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública, decide no continuar con el proyecto de Cobán y fortalecer la Unidad ya existente en la ciudad de Guatemala y ordenó trasladar el equipo cardiovascular a la ciudad capital. Este logro, se convirtió en un nuevo problema para la insipiente unidad, ya que las instalaciones que ocupaba en ese entonces no eran suficientes ni funcionales para instalar todo el equipo. Razón por la cual el equipo fue almacenado en las bodegas del Comisariato del Ejército y posteriormente en las bodegas del Comité Nacional de Emergencia.

En enero de 1984, el Gobierno del General Mejía Víctores, colocó la primera piedra de las instalaciones propias de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala, en campos del Hospital Roosevelt.

En 1,993 un grupo de pacientes operados del corazón en el extranjero por el Doctor Rafael Espada en el Hospital Metodista de Houston, y a iniciativa del Ingeniero Renato Del Core, decidieron asociarse para apoyar a compatriotas de escasos recursos para financiar la Cirugía de Corazón y como resultado se formó la Asociación Médica Guatemalteca Doctor Rafael Espada -AMEGESO- .

El Doctor Rafael Espada desde ese momento se integró a UNICAR, como un Cirujano Cardiovascular y Asesor Profesional ad honorem viniendo al país para colaborar con el cuerpo médico Guatemalteco, para realizar intervenciones quirúrgicas de alto grado de dificultad y contribuir en la capacitación de personal médico y paramédico; ha contribuido en forma importante a través de su prestigio internacional, múltiples donaciones de equipo médico, quirúrgico, electrónico y otros materiales, a través de fundaciones, asociaciones y personas particulares.

El 19 de mayo de 1,994 durante el gobierno del Licenciado Ramiro De León Carpio, a través del Acuerdo Gubernativo No. 236-94 se autoriza la creación y funcionamiento de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala – UNICAR- con un nuevo modelo de administración y funcionamiento, donde el Ministerio de Salud Pública y AMEGESO convienen dirigir y administrar la Unidad por medio de un Consejo de Administración integrado por representantes de AMEGESO y del Ministerio de Salud Pública; el Ministerio de la Defensa Nacional y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social quedan separados del convenio. Dentro de la nueva administración y con fondos de AMEGESO y del Ministerio de Salud Pública, siempre bajo la dirección del Doctor Raúl Cruz Molina, se logra después de 10 años de construcción, terminar el edificio actual de UNICAR y después de más de 12 años de estar abandonado, el equipo francés es instalado y puesto a funcionar.

La demanda de servicios crece, siendo las instalaciones físicas y equipo insuficientes. El Gobierno de Guatemala a instancias del Consejo de Administración de UNICAR a través del Ministerio de Salud Pública aprobó la ampliación del pequeño edificio de la Unidad a un Hospital de 75 camas, tres salas de operaciones, amplios servicios de intensivo, y la aportación de un equipo de angiografía digital de alta resolución y de equipo médico electrónico moderno.

En 1,997 se incorporó a UNICAR el Doctor Aldo Castañeda para trabajar en Cirugía Cardiovascular Pediátrica, lo cual dio un apoyo invaluable a la Cirugía Infantil en Guatemala (Ver Dirección Pediátrica, página No. 12).

En el año 1,998 se organizó la fundación Aldo Castañeda que se unió a los esfuerzos de UNICAR en la Cirugía Cardiovascular de Guatemala, dando aportes de suma importancia, tanto a nivel académico como de capacitación de personal guatemalteco; así como donaciones de equipos medico, electrónicos, becas especialmente en el Área de Pediatría y contribuyeron en la infraestructura y equipamiento de dos quirófanos.

Por cuestiones de índole político en el año 2,001 se intentó cambiar la estructura administrativa de la Unidad, hubo un respaldo de la opinión publica en favor de UNICAR, sin embargo se reestructuró el Consejo de Administración, quedando 3 representantes del Ministerio de Salud Pública, 3 representantes de AMEGESO, e incorporando a un Representante de la Fundación Aldo Castañeda con sus respectivos suplentes.

En el año 2,003 fue concluido e inaugurado el edificio actual de la Unidad.
Inicio | Historia Departamento Pediatrico | Quines Somos | Fundador | Instalaciones | Fundacion Heineman

Unidad de Cirugia Cardiovascular de Guatemala
Tel. (502) 2416-3000 PBX: Fax:
9av. 8-00 zona 11 Guatemala, Guatemala